Conectarse

Recuperar mi contraseña




Genevieve G. Carter


Christian D. White


Steffan R. Malfoy

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 21 el Dom Mayo 03, 2015 9:23 am.
Últimos temas
» Orden Merodeadora - Living With Marauders (Elite)
Vie Dic 16, 2011 10:52 pm por Invitado

» Protego Totalum (Foro Nuevo) [Elite]
Dom Sep 25, 2011 12:04 pm por Invitado

» Secrets of Hogwarts {Afiliación Elite. Foro Recién abierto}
Mar Sep 20, 2011 9:13 am por Invitado

» Hogwarts Marauders... [Afiliación Élite]
Lun Sep 19, 2011 5:32 pm por Invitado

» Marauding Hogwarts {Afiliación élite} Cannons libres.
Dom Sep 18, 2011 8:59 am por Invitado

» Dark Mysteries in Paris {Normal}
Miér Sep 14, 2011 6:59 am por Invitado

» The Vampire Diaries: The Story Begins {¡FORO NUEVO!} {V.I.P & +18} -Normal-
Vie Sep 09, 2011 2:59 am por Invitado

» Alohomora: Atrévete a abrir la puerta de la magia [Afiliación Élite]
Lun Sep 05, 2011 10:56 am por Invitado

» Test del Sombrero Seleccionador {#}
Dom Sep 04, 2011 2:22 am por Melissa L. Betancourt





    



M. Ashleight van Kort {id}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

M. Ashleight van Kort {id}

Mensaje por M. Ashleight van Kort el Jue Ago 18, 2011 2:17 am




Datos Personales





{#} Nombres & Apellido: Mary Ashleight van Kort
{#} Sangre: Mestiza
{#} Sexualidad: Heterosexual
{#} Edad & Curso: 16 años. Sexto (?)
{#} Casa: Ravenclaw.
{#} Historia Personal:

    La pobre y pequeña Mary, pobre niña, tan pequeñita y tan solita, padres y abuelos fallecidos... bueno, no tanto, no tan sola, a decir verdad. Otto, Ian, Josh, Brooklyn. le hacen compañía como buenos hermanos mayores. Además de Tía Margarett ¿para qué existen las tías viejas y bien cuidadas si no es para cuidar de sus niñitos, eh?
    Thomas y Erika, una pareja tan perfecta, tan amorosa, tan... corazón. Él con una varita rota entre las manos, ella con un gorro de exploradora y la habitación repleta de dibujos de canguros, desiertos, playas... un mago torpe y una artista sin una pizca de magia en su cuerpo. En resumen, un mago y una muggle, algo típico ¿no? Tanto se querían y tanto lucharon para defender y sacar adelante a su gran familia, para defender el mundo en el que ellos deberían vivir ¿qué padres no lo harían al fin y al cabo? Pero, por desgracia, su lucha no llegó a buen puerto. Thomas y Erika viajaron hasta Inglaterra ¡un viaje de placer, algo realmente extraño en ellos, que nunca solían alejarse más de diez kilómetros de sus pequeños niños! Tan diferentes pero siempre tan unidos, unidos hasta que ambos fallecieron en el pequeño hotel en el estaban alojados ¿quién los asesinó? Nadie, of course, adivinad... sí, un accidente de tráfico, un borracho, todo ese tipo de cosas.
    Y asi pasaron... muchos años. Desde ese momento la pequeña, de no más de once meses, y sus múltiples hermanos - cuatro- se criaron con la tía Margarett, la anciana hermana de su abuelo paterno, quejica pero a la vez amorosa y fuerta cual roble. Siente verdadero amor por su Magdalenita, como ella suele llamarla, y cada año la acompaña hasta el Andén nueve y tres cuartos. Como bien viene haciendo con los brutos, torpes y trogloditas, como suele llamarlos, desde que Erika y Thomas murieron. Todos han salido ya de Hogwarts, la única que queda es la pequeña Mary. Porque, por suerte, o por desgracia, o nadie sabe cómo, simplemente, todos los hijos de esta mezcla nacieron con el don de la magía entre sus venas, algo raro a tener en cuenta la procedencia de Erika. Pero el mundo está lleno de sorpresas ¿no?


{#} Historia en Hogwarts:

Sabía que Hogwarts iba a ser su casa, sabía que iba a ser el lugar en el que se sintiera cómoda, tranquila y sin ningún problema, su cielo. Y así pudo comprobarlo Mary cuando entró a este castillo, en el mismo momento en que cruzó las puertas supo éste sería el lugar al que, por fin, podría llamar ¨casa¨. Al fin y al cabo todos sus hermanos estaban alli cuando entró, haciéndole la vida imposible y persiguiéndola, gastándole bromas como siempre han hecho desde que tienen memoria y abrazándola cuando la chica se sentía sola. Le tocó en Ravenclaw, junto con Josh, asi que todo fue demasiado fácil. Alegría, soledad, tranquilidad... nunca ha tenido muchos amigos ni tampoco ningún rollo con ningún chico, acostumbrada como está a vivir con personas del género masculino ya ninguno le atrae, todos son como sus hermanos. Al menos todos los que se acercan a ella, pero ¿quién se va a acercar a la pequeña de los Van Kort, la loca que ve seres voladores y la que baja a desayunar con el camisón puesto? A ella le da igual, Mary Ashleight no necesita el apoyo de nadie para sentirse contenta consigo misma. Ve pasar los años y los cursos con mucho entusiasmo, siendo casi la mejor de su clase, no por nada la colocaron en Ravenclaw ¿no?

{#} Varita: Acebo, 31 centímetros. Nervió de pelo de unicornio, bastante flexible.
{#} Boggart: Una nube que pretende comérsela, ahogarla, encerrarla. Ya se sabe, claustrofobia.
{#} Ridikulus: Esa nube se convierte en fuegos artificiales, de colorines, de formas ¡divertidos!
{#} Patronus: Lobo.


Otros Datos




{#} Descripción Física:

Como la mayoría de chicas de su edad, Mary Ashleight aún conserva ese aire aniñado que hacen notables sus dieciséis años. De labios gruesos, rosados, que forman una especie de rombo y el inferior es ligeramente más grueso que el superior, dientes blancos y boca ligeramente grande, excepto por sus orejas ligeramente grandes y separadas -cosa que suele tapar con el pelo- nunca ha tenido especialmente ningún complejo, se podría decir que tiene una belleza casi perfecta. Piel de porcelana, casi pálida pero con buen color, llena de pecas por todas partes, una cualidad que la hace aún más llamativa. Pecas desde la raíz del pelo hasta la punta de los pies, pecas repartidas por sus hombros y sus brazos, pecas. Su piel a simple vista parece ser suave y tersa, y al tacto compruebas que es mucho más de lo que creías, es como acariciar un algodón, como el culito de un bebe oye. Nariz redonda y cara ovalada, no demasiado fina pero con buen perfil. Sus ojos... bueno, digamos que sus ojos son especiales. Son llamativos, grandes, marrones, castaños o dorados, como quieras. Redondos y rodeados de unas más que tupidas pestañas negras, largas y que adornan sus ojos a la perfección. Su pelo, como se puede apreciar, posee un color natural, un rubio bien cuidado, con las puntas ligeramnete más aclaradas si es posible, y brillante, que de destaca sobre su piel, también clara.

Nunca le ha dado mayor importancia su figura, el uniforme por donde tiene que llevarlo, los botones abrochados -casi siempre mal abrochado, eso hay que decirlo- y la falda por las rodillas o incluso un poco más abajo, asi de monja es ella. Prefiere ser discreta y mantener un estilo sencillo -al menos eso cree ella- sin maquillaje ni ropa de última moda, todo lo contrario a decir verdad, lo mismo se pone unos pendientes de cerezas que un collar de rábanos, la moda y la actualidad es algo que no va con ella. Le gusta llevar las uñas pintadas y el pelo bien cuidado, tampoco es una dejada. Generalmente lleva el pelo suelto, por pereza más que nada, aunque no niega lo cómodo que es llevarlo recogido en cola o tras una diadema y hace uso de pinzas y coleteros para peinados habituales. Su altura ronda por el 1'66.


{#} Personalidad:

Mary Ashleight vive... Mary vive en su mundo, su mundo perdido por otra galaxia. Puede que no se parezca a ninguna otra chica que has visto, puede que sus comentario no tengan sentido y sus expresiones sean de los más incoherentes, pero ella es así. A simple vista puede parecer que necesita un psicólogo, puede parecer que la tranquilidad y la felicidad que abundan en ella deberían ser tratas por un especialista, pero nada de eso. Puede parecer, pero en realidad no lo parece. Es una chica muy sensible, se preocupa demasiado por los que están a su lado y, para qué mentirnos, incluso también por los demás. Puede resultar algo cansina, pero aunque le resultes tremendamente insoportable Mary Ashleight te preguntará como estás, se preocupará por ti si te dan un puñetazo e intentará llevarte a la enfermería. Desprende un aura de tranquilidad, sensibilidad y felicidad poco conocida en otras personas.

Tiene los pies en la tierra, sabe lo que debe hacer y cuando lo debe hacer, sabe qué es bueno y qué es malo, sabe cuando debe quedarse estudiando y cuando puede salir a mirar las estrellas. El único problema es que lo sabe a su manera, que no es para nada parecida a la del resto del mundo. Mary Ashleight no se complica la vida con nada, a simple vista parece que todo le da igual, que nada le interesa, y ciertamente no hay que desviarse mucho para apreciar la verdad. Ella tiene otros ideales, tiene otras cosas a las que darles importancia, otras cosas que la divierten, se puede decir que no es como el resto de la gente de su edad. Vive atenta a su mundo de sueños, a sus imaginaciones y sus libros fantasiosos, a sus pintauñas de colores fosforencestes y a sus zapatos azules.

Pero eso no quiere decir que no esté al tanto de la actualidad, que no sepa lo que está ocurriendo en el mundo y no quiera ayudar. Ayuda y ayudará en todo lo posible, luchará por su bando y será fiel a quien le ayude, será terriblemente fiel a quien confie en ella. Porque eso es lo que necesita esta chica, la confianza de los demás, los demás que simplemente se dejan llevar por su apariencia de despistada y su mente voladora. Pero no es así, hay que descubrir su yo interno para darse cuenta de que, realmente, es una chica muy inteligente y perspicaz, podrá darse cuenta de cosas que tú ni siquiera podrías apreciar a kilómetros.

Mary Ashleight no se enfada por nada, raramente la verás cabreada o tan siquiera enfurruñada, excepto cuando se cabrea consigo misma por tardar en aprenderse una asignatura o por no sentir que se le complica un hechizo. Pero el cabrearse con los demás, el gritar, el llamar la atención o meterse en peleas... no, nada de eso va con ella, es más, las peleas a cientos de metros de distancia, al menos las peleas absurdas, las que tienen buenos fines como la que se está luchando contra el que no debe ser nombrado es diferente. Por muchas cosas que a Ashleight le cabreen, no tomará represarias contra ninguna. Puede ver como una señora se cuela delante suya, cosa que no soporta, y quedarse callada con los labios ligeramente apretados o el ceño arrugado, esa será su máxima muestra de cabreo.

Así es Ash, tranquila, feliz y sin recores, sin preocupaciones, despistada pero con los ojos abiertos.


{#} Lugar de Residencia: Edimburgo.
{#} Nacionalidad: Escocesa.
{#} Gustos:

· Le gusta leer, más bien le encanta leer. Cualquier tipo de libros, ya sean de amor o de ciencia, historias sobre fantasmas o sobre duendes que habitaban en bosques ocultos. Aunque está claro que los últimos son sus favoritos.

· ¡El Quidditch! Es una de sus grandes pasiones, volar y sentir el aire contra la cara, saber que puede ser útil y que la gente confía en ella para jugar en equipo. Incluso se está planteando ser jugadora profeisonal en un futuro.

· La lluvia, estar bajo ella o en algún lugar donde se pueda escuchar su ruido. Se siente libre al notar el agua caer sobre su pelo, al escuchar las gotas golepando el suelo. Se siente bien.

· El olor a coco, y el del vainilla, tan dulce y pegajoso. Generalmente sus colonias suelen tener esos aromas, para ser más exactos.

· La Adivinación, es su asignatura favorita. Aunque Transformaciones también le gusta bastante.

{#} Fobias:

· A los espacios cerrados. No hay mucho que aclarar, padece claustrofobia desde que tiene memoria, llega a faltarle el aire y ponerse demasiado nerviosa cuando se siente atrapada.

· Los animales, excepto su Eusebio... bueno, digamos que no son lo suyo, al menos no las ratas como ella las considera. Ratas, gaviotas, palomas, ratones de laboratorio, hamsters... cualquier cosa de esas que se parezcan y hagan ruiditos raros, incluso las lechuzas le dan un poco de repelús.


{#} Defectos:

· No habla demasiado, por mucho que lo parezca. El único problema es que, cuando habla, lo hace de cosas demasiado extrañas, cosas inventadas por ella, sí. Los Wellingtons de cola explosiva, o los Krikish que te atormentan por las noches cuando no puedes dormir, etc etc. Demasiado inventiva, imaginativa, soñadora y, sobretodo, crédula.

{#} Describete en una frase:

Crees que soy rara, que no puedo ser normal ¿por qué quieres retratar a alguien
que nunca has visto?
avatar
M. Ashleight van Kort

Galeones : 12
Fecha de inscripción : 18/08/2011
Localización : Aqui ¿dónde iba a estar?

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: M. Ashleight van Kort {id}

Mensaje por Genevieve G. Carter el Jue Ago 18, 2011 7:15 am

Ficha aceptada. Ahora te damos color, rellena tus registros obligatorios.

¡Pasatelo muy bien!
avatar
Genevieve G. Carter

Galeones : 55
Fecha de inscripción : 07/08/2011
Edad : 21
Localización : En la Sala Común de Slytherin *-*

Ver perfil de usuario http://fuckyouitsmagic.forosactivos.net

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.